Yolanda Sánchez

El trato de cualquier persona que te atienda es muy cordial y profesional. Me habían recomendado comprar el pasto “del japonés”. En efecto, el cuidado del pasto a mano y lo meticuloso de su manejo son enseñanzas japonesas.
Si compran aquí, tienen la seguridad de llevar el mejor producto. El pasto “San Agustín” del vivero Hamana, es garantía en durabilidad, belleza y limpieza.
Le dan al pasto el tiempo justo de corte, lo deshierban a mano y lo nutren durante el proceso. El resultado es pasto de alta calidad, aunado al excelente trato del personal y buen precio.

Yolanda Sánchez